N Noticias

Reducción del VIH en Atenas gracias al contacto humano y a métodos de detección selectivos

En 2011, se produjo en Grecia un gran aumento en el número de nuevas infecciones de VIH entre los consumidores de droga. En Atenas, por lo general, el numero de nuevos diagnósticos que ascendía aproximadamente a 11 por año, incrementó hasta 266. Por primera vez, el consumo de drogas intravenosas y el uso compartido de agujas se convirtieron en la causa principal de nuevas infecciones por VIH en Grecia, según la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional y Kapodistríaca de Atenas.

Como respuesta, la Universidad, junto con OKANA (la organización de Grecia contra las Drogas) y otras organizaciones no gubernamentales, pusieron en marcha un programa para “detectar, realizar pruebas, aplicar un tratamiento y mantener” denominado Aristotle (Aristóteles) con la finalidad de cesar el brote.

El primer objetivo fue detectar a los usuarios de drogas inyectables e identificar si eran VIH-positivos.

“Muchos vivían en la calle, otros habían estado en la cárcel y algunos de ellos eran migrantes que no tenían conocimientos sobre griego“, declaró Vana Sypsa, Profesora adjunta de Epidemiología y Medicina preventiva en la Universidad Nacional y Kapodistríaca de Atenas y líder de Aristóteles junto con Angelos Hatzakis, Meni Malliori y Dimitrios Paraskevis.

Explicó que, a causa de la recesión económica, muchas personas perdieron su empleo y pasaron a compartir material de inyección con otros y la falta de hogar se incrementó. Además, añadió que las jeringas estériles eran difíciles de conseguir y los centros de terapia de sustitución de opioides tenían unas extensas listas de espera. El programa Aristóteles emplea un sistema de bonos, de manera que los expertos puedan seleccionar a personas para realizarles una prueba de VIH a cambio de un estipendio.

La Sra. Sypsa comentó que el centro les proporciona comida, así como preservativos y jeringas. Voz positiva (Positive Voice), una asociación destinada a personas que viven con el VIH, ayuda en el asesoramiento sobre el VIH, mientras Praksis, una organización no gubernamental de Grecia, se centra en facilitar a los migrantes servicios lingüísticos y documentos de identidad.

Nikos Dedes, el jefe de Voz positiva, dijo que juega un papel activo durante el diagnóstico y la parte de remisión del programa. "Los guiamos a través del laberinto, lo que hace que se agudice la retención de personas", dijo. El Sr. Dedes considera que Aristóteles permite que haya una mayor concienciación sobre el VIH entre los consumidores de droga. "Para muchos, el VIH se convierte en una llamada de advertencia para tratar su adicción a las drogas", declaró.

Durante 2012 y 2013, el programa tuvo cinco rondas de reclutamiento donde algunos participantes intervenían en más de una ocasión. Más de 3.000 personas recibieron los servicios de Aristóteles. Cerca del 16% de los participantes tuvieron resultados positivos de VIH y pudieron tener un acceso directo a la terapia antirretrovírica con trabajadores sociales concertando citas. Del mismo modo, tuvieron un acceso prioritario para la terapia de sustitución de opioides.

La Sra. Sypsa recalcó que, incluso antes de que finalizase el programa, ya se había conseguido un descenso del 78% de nuevas infecciones por el VIH en Atenas.
"Aristóteles pudo prevenir 2.000 nuevas infecciones por el VIH y percibimos menos comportamientos de alto riesgo entre consumidores de drogas al menos una vez al día", afirmó la Sra. Sypsa.

Agregó que, además de poder contener el brote, todos los que estuvieron involucrados en el programa se sintieron orgullosos por haber cambiado la vida de tantas personas facilitándoles atención y tratamiento para el VIH.

El éxito del programa aclamó mucho la atención. Según la Sra. Gypsa, al finalizar el programa, "La gente no paraba de pasar por la zona en busca de empleados de Aristóteles. Nos convertimos en punto de referencia para ellos."

Cinco años más tarde, se está poniendo en marcha un nuevo programa, pero en esta ocasión, el objetivo es aunar la atención y el tratamiento para el VIH y la hepatitis C en los consumidores de drogas inyectables.

El Sr. Dedes está muy entusiasmado porque, esta vez, Voz positiva será una parte fundamental del programa y dispondrá de un presupuesto. Asimismo, se ha incorporado un nuevo socio —Prometheus, una Asociación de pacientes hepáticos que se encargará de la respuesta a la hepatitis. “Se trata de una evidencia real del éxito del programa —mediante la incorporación de personas de las comunidades“, manifestó el Sr. Dedes.